Teleférico de Fuente Dé - Turismo Cantabria

Teleférico de Fuente Dé

Descripción

Tu alojamiento en Cantabria fácil y rápido

 

Fuente Dé - Cantabria

 

Fuente Dé es de esos lugares en los que la grandiosidad de la naturaleza se manifiesta generosamente en todo su esplendor. Es una extensa y bella pradería, a la que se llevan los ganados durante la estación estival, pertenecientes al pueblo de Espinama.

 

Está situada a 1094 metros de altura, cerrada por una hilera de imponentes montañas: Peña Vieja (82613m), Pico la Padiorna (2319m), Peña Remoña (2247m), Valde-coro (1812m). En ella se encuentra el Parador Nacional de Turismo “Río Deva” y la estación inferior del teleférico mediante el que se puede acceder al corazón mismo de los picos. El teleférico salva un desnivel de 753 metros entre los 1094 metros de la estación de partida y los 1847 metros en los que se encuentra El mirador del Cable, el lugar el que las cabinas depositan al viajero y desde el que en un agradable paseo por un buen camino se accede a los famosísimos pastizales de Áliva.

 

El teleférico de Fuente Dé fue inaugurado en septiembre de 1966 tras varios años de construcción con una segurísima mecánica italiana. A pesar de ella, pocos se libran de la sensación de vértigo que se produce durante la subida, especialmente en el momento en que la cabina se sitúa en su tramo final, tan paralela a las peñas que da la impresión de que éstas  casi podrían tocarse. Otra sensación inolvidable la experimentará el viajero en el momento en que, tras abandonar la cabina, se acerque al mirador que allí se ha instalado: un auténtico balcón al vacío desde el que parece casi tocarse el cielo.        

 

El teleférico está en funcionamiento de 9 a 21 horas en verano y de 10 a 18 horas el resto del año. Si placentero es el paisaje de Fuente De, indescriptible es la belleza del paraje natural que encontraremos una vez hayamos realizado el  ascenso en el teleférico.